viernes, 16 de enero de 2015

El tiempo libre del público también es valioso en la difusión y acceso de las artes plásticas


Por Edwin Velázquez Collazo

En nuestro país se habla constantemente de que el público amante del arte y la cultura no van a las exposiciones  o patrocinan las artes plásticas. Que va desapareciendo poco a poco, pero, cuantas veces hemos ido a una exposición de arte en un museo, galería, centro cultural, universidad o espacio alterno  y se han encontrado que la misma cerrada por qué no hay personal para atender la misma.  Otras veces nos  encontramos con la falta de información sobre cuánto tiempo dura la exposición.  Eso lo podemos apreciar en muchas de las promociones de exposiciones o actividades que  se publican  en la sección de eventos de Facebook   y otros portales  de eventos donde le dan énfasis al día de apertura y casi nunca colocan información sobre la duración de tiempo  o  fecha de cierre de las mismas. Como artistas o gestores culturales  tenemos que reconocer que hay un porciento del público que no asiste al día de la apertura de las exposiciones porque ese día mayormente  la gente va a socializar y no se puede disfrutar  de las obras expuestas.

Hablemos  entonces de ese tiempo  libre del público de arte, el cual podemos definir  como el tiempo disponible que no utiliza para trabajar, comer o dormir. Es ese tiempo  donde se adquieren experiencias placenteras  a través de actividades deportivas, recreativas o culturales y que nos ayudan a mantener un poco de equilibrio en nuestras vidas. Ese tiempo libre o de ocio es uno de reflexión, espiritual, artística, filosófica, etc. Por lo cuanto es muy valioso dentro de una vida y sociedad tan agitada como la que vivimos actualmente. Entonces me pregunto: ¿Por qué  algunos sectores que promueven  el arte  a veces no pueden valorizar ese tiempo  que el público le dedica para ver exposiciones o eventos relacionados con las artes plásticas en nuestro país? ¿Es que al artista no le interesa el público general del arte sino solamente satisfacer a sus potenciales clientes (museos, galeristas, coleccionistas)?

Cuando vamos a aprender en el sector de las artes plásticas  que una exposición  es solo una de las múltiples  ofertas  culturales que tiene ese público amante del arte y la cultura disponible para escoger en su tiempo libre que sin lugar a duda es tan valioso al igual que el nuestro como creadores, ante la diversidad  de ofertas y opciones  culturales, recreativas o deportivas, muchas de ellas gratis, que tienen semanalmente para escoger.  Desde un evento musical, de cine, de artes escénicas, conferencias, foros, etc., y cuando decide ir a una exposición de arte los decepcionamos. 

Como podemos promover la difusión y el acceso de las artes plásticas si no respetamos el tiempo libre de ese público amante del arte y la cultura. Porque no le brindamos toda la información necesaria para que  puedan ir en ese tiempo libre y fuera de las aperturas a nuestras exposiciones. Porque no tenemos fechas, horarios y personal fijo para atender los mismos.

Esta situación pasa constantemente en muchos espacios alternos, centros culturales, museos  y otros espacios expositivos privados, gubernamentales y municipales alrededor de toda la isla. Es imprescindible que estos espacios mediadores entre la obra de los artistas estén  disponible para satisfacer  ese placer dentro del tiempo libre del publico  de arte  de lo contrario seria una grosería de nuestra parte seguir pidiendo el apoyo de ese público amante del arte cuando le seguimos faltando el respeto.  Debemos  romper con la distancia entre la obra y el público amante del arte y la cultura, de lo contrario no estamos promoviendo el arte.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario