lunes, 1 de diciembre de 2014

Dos lenguajes, dos propuestas estéticas

Por Dr. Salomón Barrientos

De lo místico a lo abstracto, dos lenguajes, dos propuestas estéticas, una misma búsqueda.  En esta exposición Gabriela Esquivel, graduada de la Escuela de Artes Plásticas de San Juan y ahora estudiante del Programa de Música del Recinto Metro de la Universidad Interamericana y Emilia del Mar Barrientos, graduada en Artes Plásticas de la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Puerto Rico, nos presentan sus obras en conversación de lenguajes, formas y colores.  Ambas buscan lo mismo, la identidad de la obra estética en lo que podría llamarse su fluidez femenina.   
             
Emilia Barrientos, Dr. Salomón Barrientos y Gabriela Esquivel

Gabriela, desde el lenguaje místico se propone atisbar las particularidades de lo femenino, ese femenino siempre en disputa, y que a decir de Luce Irigarayse resiste a ser enumerado, inventariado y calculado.  Y aun así, prevalece en medio de un universo, de un espacio planetario cargado de colores que como marcas celestiales nos comunican las particularidades de una búsqueda que en su pequeñez, prevalece.  La profundidad de los colores básicos con sus difuminados, señalan que siempre hay espacio para ese género, esa sensibilidad particular que constituye lo femenino.

(Abajo) Obras de Gabriela Esquivel

Por su parte, Emilia del Mar, con su profusa mezcla de colores matizados por texturas y volúmenes que se entreveran con la pureza y transparencia de las resinas incoloras, parecieran hablarnos de aquello que nunca está completo, que siempre está en proceso, en construcción.  Como diría Judith Butler, lo femenino tiene de uno, de otro y de todos, se construye con el eterno fundir de sensibilidades sociales que como colores, tiñen la experiencia de la vida sin dejar de manifestar sus resistencias.  Una construcción permanente del género, que al igual que lo femenino y lo masculino, nunca se pueden encontrar en toda su pureza, pues sus marcas son el tiempo, el espacio y el poder que los nombra.  

Así son las propuestas de estas artistas, búsqueda mística enlazada con la búsqueda propia del arte matérico que aún tiene mucho que ofrecernos.  Mujeres subiendo escaleras o simplemente sentadas en un hilo tímidamente dibujado, brincando colgadas de un globo o serenamente disfrutando del paisaje que les ofrecen las vacuidades pero también profundidades de un mundo cargado y vacío a la vez de significados.  La vida es cálculo, matemática, pero también es invención no calculada.  Necesitamos de la verdad que la técnica nos ofrece, pero también nos es inherente la vitalidad de la certeza del mito.  

Emilia Barrientos junto a sus obras

En Gabriela el difuminado, que como nubes atraviesa el lienzo y aunasípermite la presencia de figuras femeninas o arcos melodiosos como teclados musicales, son expresiones de una mística propia que invita a disfrutar de la belleza de una sensibilidad que abre ventanas al placer de la mirada.  Emilia, con sus mezclas de colores y transparencias, nos permite ver en grandes lienzos multiplicidad de pequeñas obras que con turbulencias marinas cargadas de texturas al compás de los colores fríos nos transmiten una cierta serenidad dentro de la estruendosa agitación y movimiento que le son características.  

Cada obra es un conjunto de pequeñas obras.  Es como si en cada diminuta pulgada cuadrada del lienzo pudiéramos descubrir múltiples universos o multiversos, conjuntos inasibles de una poesía visual que trasciende la identidad de la solidez para dirigirnos hacia la fluidez de la vida contemporánea.  Las profundidades de los azules, contrapuestos a los amarillos que atravesados por la transparencia de las resinas incoloras advierten que no se puede ser uno a la vez, se es flujo de palideces e intensidades que se complementan, porque así la vida también puede ser comprendida… en los lienzos delas artistas que hoy nos ofrecen su arte.

La exposición ¡De lo místico a lo abstracto!  de las artistas Emilia Barrientos y Gabriela Esquivel se presento del 30 de abril al 4 de agosto de 2014 en la Galería CAI del Recinto Metropolitano de  la Universidad Interamericana.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario