martes, 18 de marzo de 2014

Los inicios del Surrealismo en las Artes Plásticas de Puerto Rico

Por Edwin Velázquez Collazo

La influencia surrealista en el Caribe tuvo sus inicios en Martinica, pero su desarrollo comenzó en 1946 en Haití cuando la isla fue visitada por el surrealista André Bretón, el poeta de la negritud Aimé Cesáire y el pintor cubano Wilfredo Lam. Todo este inicio surrealista en el Caribe y puerto Rico comienza en los años cuarenta cuando el buque Paul Lamerle trajo de Europa al Caribe en abril de 1941 a  mas de trescientos destacados intelectuales como resultado de las catástrofes de la guerra y los horrores del fascismo. Entre estos destacados intelectuales llega el pintor español, integrante del movimiento surrealista,  Eugenio Granell amigo André Bretón fundador del Surrealismo. Luego de exiliarse en Santo Domingo en 1941 Granell es obligado a salir hacia Guatemala por la dictadura de Trujillo. Posteriormente tras el estallido de la revolución guatemalteca Granell y su familia se trasladan hacia Puerto Rico en la década de los cincuenta.                                                                                                             
Eugenio Fernández Granell


Durante esta década de los 50 la Universidad de Puerto Rico bajo la rectoría de Jaime Benítez se había convertido en el centro de desarrollo artístico de la isla ya que había acogido a intelectuales y creadores españoles exiliados de la Guerra Civil de España como Juan Ramón Jiménez, Federico de Onís y Américo Castro entre otros. A su llegada Eugenio Fernández Granell ocupa la cátedra de Historia del Arte en la Facultad de Humanidades de la Universidad de Puerto Rico durante su estadía en Puerto Rico de 1951 a 1955.



                                                                                             Portada de Isla Cofre Mítico

Desde su llegada a la isla Eugenio Fernández Granell desarrolla un ambiente estimulante y más universalista en la plástica puertorriqueña. Promoviendo entre sus discípulos un surrealismo criollo. En  su estadía en Puerto Rico pública una de sus más importantes obras surrealista Isla Cofre Mítico, que tiene algo de poesía, ensayo, biografía, estudio literario y divagación lírica. Dice Granell que las islas han inspirado, durante siglos, la imaginación y el ensueño, como grandes fuerzas libertadoras. Los conceptos isla, libertad y surrealismo toman la forma gráfica de un triángulo. La isla es como la piedra filosofal que para los surrealistas está dentro del espíritu humano, esperando su descubrimiento.


Roberto "El Boqui" Alberty


Además participa en exposiciones colectiva y fue la inspiración para la fundación del grupo surrealista puertorriqueño El Mirador Azul en 1957 que estaba integrado por Roberto “El Boquio” Alberty,  Francés del Valle, Ernesto Ruiz de la Mata, José María Lima, Rafael Ferrer, Cosete Zeno, Luis Maysonet, Octavia Maldonado, Juan Cossio y Víctor Sánchez. De este grupo Rafael Ferrer logra viajar a Europa en 1954 donde se unió a Granell y logra conocer a Wilfredo Lam, André Bretón, Benjamín Peret y a otros artistas del movimiento Surrealista.



     Ernesto Ruiz de la Matta-Foto Yrsa Dávila

Es sin duda alguna Roberto Alberty “El Boquio” el artista surrealista puertorriqueño que mas ha influenciado e impactado a otras generaciones con sus obras, performances y propuestas experimentales. “El Boquio” obtuvo una Beca Guggenheim en 1967 y siempre se caracterizo por una búsqueda continua a través del surrealismo, arte pop, abstraccionismo, arte conceptual, primitivismo y minimalismo. Una obra siempre marcado en una la relación entre la  poética y la imagen.



José María Lima Foto MSA


Edgardo Rodríguez Julia nos comenta: “La obra poética de Roberto Alberty nos revela esa añoranza de algunos pintores, la conversión de las sugerencias de la línea y el color en palabra. No se trata de un fracaso sino de un cambio de estrategia: ahí donde el color y la línea evidencian en el presente, la palabra resulta evocativa. Los poemas de Alberty son una búsqueda en la memoria. A pesar de sus vínculos con el surrealismo, la sensibilidad de Alberty siempre preferiría los fantasmas del pasado a lo fantasmagórico de la imaginación. Y esos fantasmas son tiernos, familiares, luminosos; el susto se lo devolvemos a Bretón ya envuelto en cierta ironía callejera del poeta.”

Debemos señalar a Julio Tomas Martínez, innovador artista puertorriqueño que es considerado el pionero del surrealismo en Puerto Rico, ya que en los 1900, antes de que se publicara el Manifiesto Surrealista de André Bretón en el 1924 en Francia, se adelantaba a este movimiento con sus temas de critica sociopolítica de nuestra isla.


El surrealismo ha inspirado a otros artistas puertorriqueños como Luis Maysonet, José Dobal, Narciso Dobal, Félix Bonilla Norat, Carlos Raquel Rivera entre otros. Quienes han contribuido al desarrollo de este movimiento en el país.

Eugenio Fernández Granell

Mujer y caballo, ca 1950 Óleo sobre lienzo
Colección del Dr. Juan Manuel González Lamela

Roberto "El Boquio" Alberty

Flor rb Patrón de Mazart (1978),Collage, Colección Privada

Homenaje a Ezra Pound (1978), Medio mixto


 
Elephant Man (c. 1980), Medio mixto

Rafael Ferrer


Pelican

Frances del Valle


Félix Bonilla Norat
 
  Meta-Zeta (1966-1968),
acrílico sobre masonite, 23” x 14.5”.
Museo de Arte Contemporáneo de Puerto Rico



Narciso Dobal
Mural Sacrificio de Abraham - Narciso Dobal
Santuario a San Martín de Porres en Cataño

Carlos Raquel Rivera
Huracán del norte, 1955


Betances en la calle – 1963 ó 1973 –
Acrílico sobre masonite

Julio Tomas Martínez

El secreto de la maldad (1930), Óleo sobre lienzo
Colección Museo de Arte de Puerto Rico




1 comentario:

  1. Estoy de acuerdo con el analysis historico del surrealismo en PR

    ResponderEliminar