viernes, 21 de marzo de 2014

José Luis Vargas en un viaje de regreso a su mítico e imaginario Caribe

Por Edwin Velázquez Collazo

San Juan, PUERTO RICO - Vengo observando la obra de José Luis Vargas (N. 1965) desde mediados de la década de los 80 cuando a sus 24 años, recién terminado su Bachillerato en Arte  del Pratt Intitute de Nueva York (1988), alcanzo gran visibilidad en la plástica puertorriqueña a través de sus exposiciones individuales en la Liga de Estudiantes de Arte (1986 y 1988). Para ese tiempo realizaba imponentes obras en gran formato. 

Obra reciente de José Luis Vargas  
Luigi Marrozzini Gallery octubre de 1990.

De esa época pictórica me acuerdo del emblemático retrato “Ismael” y la obra “Escuela para Ciego”, dos obras de una serie de pinturas que el artista realizo sobre telas crudas y estrujadas con fondos donde integraba imagen y textos aplicados en oleo  y café para crear  en ellas unas especies de atmosferas sagradas como si fuesen  residuos de alguna actividad religiosa africana de las tantas que se practican en nuestro Caribe.  Una obra sobre la vida y la muerte y sus vez tan nuestra. Para esa misma fecha obtiene el 1er Premio de el Certamen de Arte Joven del Chase Manhattan Bank (1989).


Obra reciente de José Luis Vargas  
Luigi Marrozzini Gallery octubre de 1990.

Junto a el y los artistas Fernando Colon, Carlos Rivera, Aaron Salabarrias  y José López, participe de “Trasatlántica” una de la mas importantes exposiciones colectivas de artistas jóvenes que se presento en Puerto Rico en los principios de lo 90 según la critica de arte.  Para principios de la década de los 90 José Luis Vargas  se traslada para Inglaterra  para hacer su Maestría en Pintura en el Royal College of Art de Londres (1992-1994). Regresando posteriormente a la isla con una nueva obra donde se percibía una fuerte influencia de un estilo que se permeaba  entre los nuevos artistas jóvenes británicos, o YBAS  de esa época, donde algunos de ellos trabajaban unas especies de obras que a veces rayaban en la caricatura de temas sobrenaturales, ovnis y seres extraños.

Esta obra reciente en un principio no fue bien recibida por el panorama local del arte, ya que  la misma se percibía muy europea, inglesa y fría.  Se percibía un distanciamiento de su obra de principios hacia una obra no identificada con nuestra esencia mística caribeña. La década de los 90 fue un proceso de cambios, transiciones y recuperación para al artista  de esa magia en su obra. Llegando a exhibir para esa fecha en la Galería Luigi Marrozzini, San Juan, (1990); Liga de Arte de San Juan, PR.(1992); Museum of Oxford, Inglaterra (1992); Galería Botello, PR. (1994); Gutsch Gallery, Lucerna, Suiza,(1994); 1997 Phoenix Gallery, Brighton, Inglaterra (1997); Galería Botello, PR, (1998).

Durante ese tiempo también trabajo en  Iniciativa Comunitaria  una  organización sin fines de lucro que ofrece  sus servicios a grupos minoritarios y marginados de la sociedad puertorriqueña. Experiencia que sin lugar a duda lo lleva a retomar con fuerzas el camino iniciado décadas atrás. 

“El Museo de Historia Sobrenatural”
Liga de Arte de  San Juan (2006)
Foto cortesía de Box Score 

Por que es partir inicios de la década del 2000 que comenzamos a ver la ebullición de esa búsqueda en su obra cuando vemos en su pequeña retrospectiva “El Museo de Historia Sobrenatural” en la Liga de Arte de  San Juan (2006) donde se conjugan su pasado y presente. En esta década su obra resurge con una madurez temática y pictórica que vuelven a situarlo sólidamente en el panorama del arte puertorriqueña. Posteriormente  a presenciar su exposición “El Retorno de los Garadiávolos” en la  Liga de Arte de San Juan (2008) y finalizando la década una gran muestra individual “En algún lugar de la memoria” en el Museo de de Arte de Caguas (2009). En la misma presento obras donde incorpora iconos populares, símbolos y alegorías que tanto han definido sus obras a través de los años. Imágenes que nos evocan recuerdos del pasado, una simbología llena significados  que atraviesan el tiempo.


Es en su más reciente muestra individual  “¡Vidente desde niño!” en las facilidades del Antiguo Arsenal de la Marina Española en La Puntilla del Viejo San Juan que vamos a observar totalmente el manifiesto expresivo en la obra de este gran artista puertorriqueño. La misma en su mayoría realizadas sobre papel y obras en gran formato nos presente su mundo imaginario, irónico, chabacano y popular del Caribe que tanto han definido su trabajo de los últimos años. En ella podemos apreciar sus mas recientes excelentes apropiaciones de la pintura haitiana donde vemos nuevamente su mítico y emblemático rostro o deidad africana que lo ha acompañado en algunas de sus obras a través de los años en una especie de dialogo ancestral.

Esta interesante muestra estará hasta el 26 de abril de 2104 en un horario de martes a sábado de 9:00 am 12:00 – 1:00 a 4:30 pm. Para más información sobre las exhibiciones y los horarios de visita puede llamar al 787-724-5932 o escribir a aplasticas@icp.gobierno.pr .


No hay comentarios.:

Publicar un comentario