sábado, 28 de enero de 2017

Golpe de estado a la autonomía de la Escuela de Artes Plásticas y Diseño de Puerto Rico



Por Edwin Velázquez Collazo

Es mi deber como gestor cultural y artista producto de la Escuela de Artes Plásticas y Diseño de Puerto Rico realizar algunas expresiones con relación al acto cometido por el actual gobernador Ricardo Rosello en su interés  imponer y designar a la diseñadora Mónica Villaverde como rectora de dicha institución.  Me refiero al proceso dictatorial para  ejecutar la destitución de cinco miembros de interés público de la actual Junta de Directores del organismo, creando un panorama de incertidumbre y desasosiego en dicha institución así como poniendo entredicho su autonomía universitaria.  Al tomar dicha decisión el gobernador Ricardo Rosselló indico que los miembros destituidos de la Junta de Directores no gozaban de su confianza ni compartían su visión con el plan fiscal programado por él para el país y por lo tanto se amparo en las facultades de la ley PROMESA para tomar dicha acción.

Tenemos que reconocer que ley creada para establecer la Escuela de Artes Plásticas y Diseño de Puerto Rico como una corporación publica autoriza y faculta al gobernador Ricardo Rosello para destituir a esos miembros de la Junta Directiva si los mismos pierden su confianza. Ahora el primer ejecutivo, conforme a lo establecido en la Ley Número 225 del año 2015, deberá seleccionar los nuevos miembros que, a su vez, deben ser confirmados por el Senado de Puerto Rico.

Sin lugar a duda ha sido un atropellado proceder por parte del actual gobernador en camino para contar con los votos necesarios dentro de la Junta  Directiva de la  Escuela de Artes Plásticas y Diseño de Puerto Rico con el único fin de nombrar a su designada y protegida rectora recién nombrada la Sra. Mónica Villaverde de la cual no hay mucha información al respecto y de la que solo sabemos que es graduada de maestría en diseño de comunicación del Pratt Institute en Nueva York, donde estudió bajo el tutelaje del diseñador Bob Gill. Ha trabajado realizando diseños para empresas, la creación de identidades corporativas, mercadeo, la moda y la educación.

La Sra. Mónica Villaverde es una persona “desconocida” para el panorama de las artes plásticas puertorriqueñas y para la comunidad universitaria  de la institución. Este proceder antidemocrático del gobernador de imponer sin haber agotado todos los procedimientos de gobernanza que tiene la institución para convertirlo en uno totalmente de interés político es inaceptable para la comunidad artística del país. 

Recurro a las palabras de la colega artista Mari Mater O'Neill que publico en su cuenta de Facebook y que todos debemos hacer eco a las mismas.

Como académica pregunto a la joven Mónica Villaverde:

1. ¿Cuál es su proyecto universitario?

2. ¿Cómo piensa atajar el problema fiscal de la institución?

3. ¿Cuál es su plan de trabajo respecto a la programación curricular?

Sobre su carrera profesional:

1. ¿Cuáles han sido sus publicaciones académicas?

2. ¿Cuál es su marco de trabajo pedagógico (a cuál escuela de pensamiento se alinea)?

3. ¿Cuál es su interés en el área de investigación?

4. ¿Qué evidencia tiene para apoyar su credibilidad profesional para dirigir una institución académica?

Panorama de incertidumbre y desasosiego en EAPD

Debemos señalar que desde su nombramiento público el pasado jueves, 22 de diciembre de 2016 la Sra. Mónica Villaverde no ha hecho señalamientos o entrevistas relacionadas con cada una de las preguntas arriba señaladas. Lo que no hace pensar que el mismo es un nombramiento político de una persona que no está capacitada para tomar las riendas de una institución universitaria del carácter de la Escuela de Artes Plásticas y Diseño de Puerto Rico.

Al momento de escribir esta nota el claustro de la Escuela de Artes Plásticas y Diseño de Puerto Rico, la cual esta celebrando sus 50 años de fundacion,  había hecho pública una declaración de repudio a las acciones tomadas por el gobernador Ricardo Rosello las cuales según ellos violan la autonomía académica de la institución y pondrían en riesgo las acreditaciones profesionales de la National Association of Schools of Art and Design (NASAD), de la Middle States Commission of Higher Education (MSCHE) y el Consejo de Educación de Puerto Rico (CEPR).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario