sábado, 5 de noviembre de 2016

El arte como agente gentrificador cultural en Santurce

Mapa de Santurce es Ley intervenido para propositos de ilustrar este articulo

Por Edwin Velázquez Collazo

A través de varias  entrevistas Alexis Bousquet, curador y principal artífice del evento Santurce es Ley (SEL), ha señalado y reafirmado que uno de los compromisos iníciales  de Santurce es Ley (SEL) ha sido criticar el estado de abandono del sector y como el arte puede ser un vehículo para promover la rehabilitación del barrio de Santurce. En los pasados años he venido analizando el proyecto de Santurce es Ley no solamente desde la perspectiva artística sino también como un posible agente gentrificador  cultural. Para comprender el concepto primero debemos entender ¿que es la gentrificación?, la misma se define como procesos de desplazamiento de comunidades o barrios en deterioro e inseguros considerados de “menor valor adquisitivo”, que son rehabilitadas  con viviendas y comercios dirigidos principalmente a personas de otro tipo de clase social.

Como parte de estos procesos de revitalización de zonas  abandonadas o deterioradas muchas veces la visión de desarrollo del Gobierno es promover la gentrificación de esas comunidades utilizando  mayormente a los artistas y la cultura como agentes gentrificadores. Estos procesos a veces son lentos y casi imperceptibles para la comunidad impactada pero se van dando paulatinamente  acompañados mediante permisos o  cambios de zonificación para promover la proliferación de grandes tiendas multinacionales (Walmart, Walgreens, CVC, etc), comercios dirigidos o exclusivos a ciertos grupos sociales que no son los residentes de la zona (comidas orgánicas, pubs, restaurantes especializados,  etc.), así como de viviendas de alto valor.

Propaganda de El Museo del Barrio, la Casade Todos en Santurce para los años 90

Muchas veces el arte,  a través del establecimiento de museos, galerías, fundaciones, talleres de artistas en estos sectores, funge como una especie de afirmación de la gentrificación, ejemplo de ello lo vemos en la década de los 90 cuando se  inicio el proceso de la Compañía de Turismo de Puerto Rico para la creación del Museo de Arte de Puerto Rico en colaboración con el Banco Gubernamental de Fomento para Puerto Rico (BGF) en el antiguo Hospital Municipal de San Juan, posteriormente gracias a el mismo se inicia el llamado Proyecto de Revitalización de Santurce que llevo al gobierno de entonces a procesar atropelladamente la expropiación del barrio San Mateo de Cangrejos que colindaba con el museo para beneficio de desarrolladores que construirían viviendas destinadas a personas más acomodadas como es Ciudadela. Funcionando entonces el Museo de Arte de Puerto Rico como un agente gentrificador cultural de la zona.

Organizaciones culturales que llegaron nuevas a Santurce en la década de los 90 y 2000

Para esa misma fecha de finales de la década de los 90 y principios del 2000 llegaron a Santurce otros agentes gentrificadores culturales como la nueva sede del Museo de Arte Contemporáneo de Puerto Rico (2002) y la nueva sede del Conservatorio de Música de Puerto Rico (2012) llevando a la adquisición de terrenos en el área por parte de desarrolladores privados para establecer viviendas dirigidas a un sector de la población de alto poder económico, amenazando para entonces la permanencia del sector del Alto del Cabro, uno que siempre ha estado en la mirilla de los inversionistas privados por su privilegiada localización con vista a la Laguna del Condado.

No debemos engañarnos siempre se ha visto una clara intención del gobierno, inversionistas y desarrolladores en dirigir un proceso de gentrificación en Santurce por su cercanía a sectores de Miramar, Condado y ahora al Distrito del Centro de Convenciones de Puerto Rico , uno que se ha visto quizás frenado por la actual crisis económica, pero se ha vuelto atractivo ante la devaluación económica de las bienes raíces  del sector y vemos una fuerte adquisición de edificios, lotes de terreno y viviendas a precios irrisorios por personas y corporaciones de alto poder económico.  

Santurce  en realidad  es uno de los sectores urbanos más atractivos y céntricos de San Juan. El mismo fue declarado en el 2011 mediante ley como un Distrito de las Artes Capitalino creando un gran potencial no solamente para el desarrollo económico de las industrias culturales sino también para su rehabilitación urbana y atractiva para nuevos residentes.

Algunos murales realizados bajo el proyecto Santurce es Ley

Por lo tanto no seré ingenuo al respecto, la realidad es que Santurce es Ley es un proyecto “transgresor, innovador y creativo” que ha traído a otro público, artistas, galerías, compañías de diseño, etc , que hacen de la creatividad una mercancía o producto de valor adquisitivo, al igual que otros tipos de comercios,  que no van dirigido a la población circundante por lo tanto debemos verlo como un agente gentrificador cultural. Estos procesos no son nuevos y están bien documentados en modelos citados de ciudades como Filadelfia, Londres, Nueva York o Milán, entre otros, donde el arte urbano y el muralismo han estado al servicio de estos fenómenos gentrificadores.

Debemos analizar entonces a Santurce es Ley no solamente desde la perspectiva artística de hermosos murales o egocentrismos de los artistas.  Hay que preguntarse si verdaderamente el proyecto impacta a la comunidad que vive allí, fuera quizás del atractivo económico que deja el consumo indirecto que hacen los visitantes el día de la actividad y los murales que quedan. No dudo que el proyecto ha sido de gran beneficio para los artistas los cuales han logrado exposición local e internacional, pero, entonces deberíamos comenzar a revisar y analizar como realmente afecta el mismo a corto y largo plazo a la comunidad circundante de Santurce. ¿Cómo se ha beneficiado y cuál ha sido el impacto para la gente que vive allí?  ¿El arte llevara a un encarecimiento del barrio y consecuentemente a su  gentrificación?

Vista aérea de Santurce

Finalmente estos procesos de gentrificación son resultados de la dejadez y olvido de nuestros procesos políticos y gubernamentales, los sectores pobres de nuestro Santurce son el reflejo de la desigualdad y pobreza que el propio gobierno ha creado en nuestra sociedad. Por eso cuando escucho las palabras rehabilitación o revitalización de un sector a veces me ponen a pensar y preguntarme cuales son las verdaderas intenciones detrás del  mismo. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario