domingo, 23 de octubre de 2016

Entre la madurez y el dominio del color las pinturas recientes de Carla Negrón

Obra de Carla Negrón en la exposición “La brillantez del instante”


Por Emilia Quiñones Otal

El pasado 7 de octubre se inauguró en la Galería Telemundo la exposición La brillantez del instante de la pintora Carla Negrón. La muestra sirvió para proyectar la carrera de la artista como una madura, a pesar de su juventud, y que propone una mirada diferente a la elegancia, la línea y el color.

En la obra de Carla Negrón ha comenzado a aparecer una feminidad a través de unas figuras de mujeres que no estaban presentes en su obra temprana. La exposición es un espacio que sirve para mostrar esa madurez, esa nueva etapa y nuevo camino que comienza a abrirse en su trabajo. Por diversas razones dejé de visitar el estudio de la artista por casi un año y existe una diferencia enorme entre lo que hacía entonces y lo que hace ahora.

La artista Carla Negrón en la exposición “La brillantez del instante”

Por un lado, el contraste fuerte de colores que caracteriza su obra se ha fortalecido. Carla Negrón domina cada vez más el color de forma magistral. Pero las olas y las formas abstractas que nos recordaban los paisajes puertorriqueños comenzaron a desaparecer y se convirtieron en un fondo todavía más abstracto sobre el que vemos figuras de mujeres elegantes, bellas, felices o serias que nos otorgan una mirada muchas veces conspirativa. A esas mujeres en ocasiones les acompañan flores u otras formas de hojas, etc.

Estas flores pueden también convertirse en las protagonistas de los cuadros de Carla Negrón. Las flores son una propuesta reciente en sus proyectos donde utiliza una mezcla entre una línea suelta y la pintura que cae (dripping), siempre bien controlada, que crea unas formas que contienen movimiento. Podemos añadir la sensación de vibración que pueden crear los colores fuertes que se han vuelto más sólidos en el último año. Carla pasó de utilizar azules y algunos naranjas a tener una paleta de amarillos, rojos y algún toque de dorado e incluso plateado.

El Relevo Del Malabarista , acrílico sobre canvas, 40" x 30", 2016 – Foto cortesía del artista 

Presentes están la influencia de Jackson Pollock y Mark Rothko, especialmente en la improvisación de la pincelada y la forma, pero más aun podemos sentir presente, en la obra de Carla, a las artistas Olga Albizu y Noemí Ruiz, que sentaron las bases para un arte abstracto caribeño y realizado por mujeres.

Las figuras femeninas en su trabajo, que como mencioné han aparecido con más frecuencia recientemente, son mujeres elegantes, pero no por ello cumplen estereotipos femeninos. Son mujeres fuertes, orgullosas, que demuestran complicidad y fuerza. Pero esa fuerza no es una que sigue las normas. Si una mujer está triste puede estarlo, y es un sentimiento visible en la obra de Carla Negrón, y una mujer no tiene por qué dejar de ser fuerte porque esté triste. Por lo tanto, la obra de Carla sirve para el reconocimiento de las expresiones.

Little Treasure, acrílico sobre canvas, 30"x30", 2016

En esta exposición se destacaron algunas composiciones que incluyen elementos nuevos que demuestran el cambio constante y la evolución y madurez en la obra de Carla Negrón. Quizás la reina de la noche fue un lienzo de orientación vertical que presenta uno de sus tradicionales desnudos de mujeres de espaldas, con una paleta monocromática en azul que tiene unos círculos en la parte de arriba que presentan una luz distinta. Al igual que otras de sus figuras de espaldas, la mezcla de elementos abstractos, que no definen completamente la forma, y las figuras de flores hacen parecer a la protagonista de la pintura una mariposa que sale de su capullo. 

SOBRE LA AUTORA: Emilia Quiñones Otal es profesora de Historia del Arte en la Escuela de Artes Plásticas y Diseño de Puerto Rico y de Apreciación del Arte en la Universidad de Puerto Rico en Humacao y la Universidad Interamericana de Puerto Rico. Tiene un doctorado en Historia del Arte. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario