viernes, 10 de junio de 2016

Breves del Arte: La imagen como documento referencial para el historiador del arte

By L. Grelet / P. Gauguin - Tahiti-Polynesia Handbook by David Stanley, 1989, p. 203 (google books), Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=31931377

Por Mildred Siuko García / colaboración

Usar la imagen como documento histórico para problematizar la historia, y buscar soluciones para los sectores y temas olvidados o censurados, es parte importante de la labor de un historiador de las artes. Cuando Francisco Goya (1746-1828) establece una nueva estética con sus imágenes socio-políticas, creo un precedente. La imaginación de un artista que ya no iba a responder al vaivén aristocrático sino a la nueva ola democrática. Su trabajo "los Caprichos" y " Los Desastres de la Guerra", por ser grabados, inspiraron a muchos artistas a hacer lo mismo.

La Guerra de Independencia de EEUU de 1776 también contó con pintores extraordinarios quienes plasmaron el sentimiento patriótico de la nueva nación. Estos cuadros sirvieron para ayudar a legitimar el nuevo gobierno antes sus poblaciones analfabetas.

Por otro lado los grabados producidos en Europa a favor de la abolición de la esclavitud ayudo a legitimar los actos revolucionarios del pueblo haitiano. Fue la única revolución caribeña que fue extensivamente documentada por los artistas de Europa.

De Martinet (del.) - Masson (Sculp.) - FRANCE MILITAIRE, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=17826271

En el siglo XX, el trabajo extraordinario de los murales de México ensancho el diálogo en las disciplinas de filosofía, antropología, educación y en las bellas artes por supuesto. Cuando, como artistas, documentamos situaciones intangibles, que apenas son mencionadas, pero que son muy reales dentro de nuestra sociedad, estamos haciendo historia.

Otro caso importante de documentación tiene que ver con la búsqueda personal de un artista de oficio. Entre 1891 y 1903, Paul Gauguin (1848-1903), inicio la investigación de la luz tropical en la isla de Tahití. En adición, documentó la vida de los originarios allí porque estaba en búsqueda de la razón de ser. Deseaba alejarse de Europa y documentar un lugar no contaminado con la Ola industrial azotando al Mundo Occidental. Su trabajo revoluciono el manejo del color y estableció un nuevo respeto para sociedades "primitivas".


La siguiente obra es  de Paul Gauguin del siglo XIX. Compare el trabajo fotográfico con su interpretación. Es muy interesante, verdad?


En 1902  Gauguin hace un retrato usando como modelo a una joven polinesia de nombre  Tohotaua, la hija de un cacique en la isla vecina. El retrato parece haber sido tomado de una fotografía que Vernier envió a Vollard. La pinta con el pecho descubierto, uno de sus senos tapado por un abanico que sujeta con la mano derecha, lo que en la Polinesia tenía un significado de distinción  y el resto del cuerpo envuelto por un vestido blanco que contrasta con el bello color castaño de la piel de la muchacha y la tonalidad rojiza de su cabello, su  mirada perdida desprende dulzura y nostalgia.

Paul Gauguin, Joven con abanico, Paul Gauguin, 1902, 92 x 73 cm, Oleo sobre lienzo
Colección Museo Folkwang, Alemania


SOBRE LA AUTORA: Mildred Siuko García, Phd candidate of History of Puerto Rico at Centro de Estudios Avanzado de Puerto Rico y el Caribe Active practicing artist of acrylic and oil paintings and of paper-mache folcloric figures.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario