viernes, 25 de marzo de 2016

Homenaje pictórico a la poetisa Margarita Sastre de Balmaceda



Vuela veloz el velero, acrílico y pigmento seco, sobre tela, 36” X 48”




Por: Hiromi Shiba, Ph.D.

Asociación Internacional de Críticos de Arte (AICA) 

En  esta  muestra titulada Catedral de  manos,   el pintor puertorriqueño  Eliasib Vega  nos  presenta  un  despliegue  pictórico  de gran envergadura, inspirado  por los versos  de  la poetisa  Margarita Sastre de Balmaceda,  quien ha dedicado su vida a cultivar el aprecio del arte como fuente del fortalecimiento espiritual de la humanidad.  Por su larga y exitosa carrera profesional, como educadora y administradora,   en la cual ha sido Subdirectora  del Museo de Arte de Ponce y Directora del Departamento de  Humanidades de la Universidad de Puerto Rico en Ponce, la  profesora Sastre de Balmaceda es reconocida en los círculos culturales de  nuestra isla como  gran historiadora del arte, maestra  pintora y poetisa de exquisita sensibilidad.  

Gracias a  la  pincelada magistral  de  Eliasib  Vega,  los versos de  la poetisa resurgen ahora en el plano pictórico,  transformándose en efusión visual.    Sus letras renacen en  la  inmensa luz y los colores alucinantes de las obras  de Vega,  y transitan dentro de ellas transfiguradas en formas misteriosas que aparecen y desaparecen continuamente en el canvas, provocando  la imaginación de los espectadores.   Esta exposición nos lleva a asomarnos en un gran caleidoscopio dentro del cual  se entrelazan la inspiración literaria y la pictórica,  transportándonos en un  viaje hacia un mundo de  creación íntegra y de  transformación constante. 
             
 Estrenamos el verano, acrílico sobre tela, 36” X 57”


En la obra, Te adopté en mis entrañas,  el maestro  Vega plasma la sensación del transcurrir del tiempo.  Me trae a  la memoria lo que describiera Walter Benjamin, el genio  filósofo  judío-alemán,  en uno de sus  pasajes cuando  al  “ángel”  le sopla el fuerte viento llamado “historia”,  del pasado hacia el futuro, y el ángel trata de regresar al pasado, pero el viento lo  arrastra  hacia el futuro.  En  esta pintura, Vega acentúa  la sensación de la  fuerte corriente de aire en movimiento diagonal  como alusión del tiempo,  o  según Benjamin el  viento de la  historia, creando  una  composición sumamente dinámica  en un  espacio  tormentoso.

La obra  comprime la profunda emoción que se encuentra en  los versos de la poetisa: “Te adopté en mis entrañas, un día claro de enero, cuando el tiempo era joven,  por eso era eterno...”.   En la parte superior se observan dos mundos en contraste: a la derecha una luminosidad llena de  paz  en un espacio claro  y en calma, mientras a la izquierda  se muestra un  espacio  lleno de vida y ajetreo donde acontece la “génesis”.  En la parte inferior aparenta continuar el mundo iluminado. Sin embargo, en el medio crece una gran nube de sombra y oscuridad que rompe este espacio como alusión del “lamento” de la vida. Es una obra que nos impacta por su composición dramática que  encierra  emociones cruzadas sin perder el control  y el equilibrio visual, manteniendo la elegancia pictórica que caracteriza la obra de Eliasib Vega. 
  

Incógnita, Acrílico sobre tela, 36” X 48”
 

En su otra obra, Carpe Diem., Vega   logra capturar  una gran sensualidad femenina respondiendo  al verso de Margarita que dice: “Pero fuego latía allí dentro, cual la lava en volcán, y sumiso, esperaba el momento  sublime.....”. Mientras, en las obras como: Vuela veloz el velero, ¡Que belleza!, o  Incógnita, el pintor experimenta con diversas técnicas para responder a plenitud a la inspiración que parte de los versos de la poetisa Margarita.   

Finalmente, en la obra Me volví caracol, Vega presenta la sensación de profunda soledad que sobreviene aun estando junto al ser amado, como parte de la naturaleza humana. En esta obra,  Vega utiliza  grandes espacios vacíos  e indefinidos donde el único elemento que se observa es la alusión de un ser herido y desangrándose sobre la arena del desierto. La arena va  absorbiendo  lentamente su sangre,  como  describe  el verso: “....Tu lamento, tu pleito, ... No fue todo. Yo también descubrí tu desierto”


Me volví caracol,  Acrílico sobre tela, 36” X 48”

Esta muestra  es ante todo un testimonio  de la profunda  interconexión  espiritual entre dos artistas genuinos: la poetisa y el pintor  cuyas obras, aunque de distintos géneros, se conjugan para llegar a la  expresión suprema de la  creación artística.   ¡Enhorabuena! 

La exposición "Catedral de Manos" de Eliasib Vega  se estará presentando hasta el 1ro de abril de 2016 en la Sala Zapater del Museo de Historia de Ponce localizado en Calle Isabel 53, esquina Mayor de Ponce. Horario: lunes a viernes, 10:00am – 6:00pm Teléfono: (787) 844-7071

No hay comentarios.:

Publicar un comentario