jueves, 8 de enero de 2015

Mercadeo para Artistas Parte 7: publicidad y promoción o fracaso de la exposición

 Por Edwin Velázquez Collazo

Uno de los factores que llevan al fracaso de una exposición o exhibición de arte muchas veces no son los artistas  u obras que se exhiben sino su falta de promoción o publicidad lo cual sigue siendo uno de los mayores y eternos retos, errores o fallas que los artistas cometen al hacer la misma. A través de mis años como artista y gestor cultural he visto muchas exposiciones vacías en el transcurso de los días que se presentan o exhiben ante la falta de público. Normalmente vemos que salvo el día de la apertura donde van los amigos, compañeros artistas y familiares u otro cachetero las exposiciones permanecen mayormente vacías durante todo el tiempo que se presenta la misma. No llega su oferta expositiva y no son capaces de atraer al público de arte.

Debemos también considerar que cada espacio expositivo tiene su público a quien va dirigido la exposición. Las galerías de arte privadas tienen como publico los coleccionistas y amantes del arte interesados en comprar. Los espacios alternos como universidades están dirigidos a la comunidad universitaria (estudiantes, profesores y empleados) y al público general, museos municipales están dirigidos principalmente a la comunidad del área y pueblos anexos. Los museos especializados gubernamentales o privados  mayormente están dirigidos al público en general.  En promedio después de la apertura dependiendo el lugar de la exposición quizás podrán ir entre  10 y 20 personas diariamente que por lo general pueden ser visitantes del mismo ambiente del arte, quizás un visitante casual, algunos amigos, turistas o estudiantes de escuelas (si es un museo).

Mucho trabajo, tiempo y dinero invertido para que solo asista público el día de la apertura y esporádicamente uno que otro espectador en el transcurso de la exposición.  Lo primero que los artistas plásticos deben entender que una exposición  es un evento cultural  que ofrece un espectáculo artístico (visual)  que a su vez compite en atención con un espectáculo de teatro (corporal) o un espectáculo musical (auditivo) para atraer la atención de un público amante del arte. Además de competir con un sinnúmero de eventos culturales, deportivos y recreativos que se ofrecen en nuestra isla diariamente como conferencias, talleres, presentaciones de libros, ferias, festivales etc.

Para que entiendan bien ese rato que saca el público para visitar y ver nuestra exposición comúnmente se llama ocio  o sea el tiempo libre que se dedica a las actividades que no son ni trabajo ni tareas domésticas esenciales, y pueden ser recreativas, deportivas o culturales, que es usado a discreción por cada individuo. El tiempo de ocio hoy día es bien limitado y dentro del mundo cultural usted no es el único que existe ofreciendo un espectáculo y tratando de atraer ese público para su exposición. Por lo tanto dentro este espectro de posibilidades culturales usted tiene que convencer al público que su exposición es lo más interesante para visitar en su tiempo de ocio. Que difícil se pone la cosa porque en nuestro país abren un promedio de sobre 12 exposiciones mensuales entre bibliotecas, galerías, espacios alternos, universidades y museos tratando de atraer un pequeño público amante del arte.

Nuestro principal desafío es darnos a conocer y que el publico valoré nuestra exposición. Han  visto que no es fácil atraer al público, pero tenemos que ser creativos y entregar propuestas artísticas novedosas y al mismo tiempo fáciles de digerir para el público. Como pueden ver una exposición no solo debe estar bien organizada  sino que requieren fomentar habilidades de publicidad o promoción  por que la competencia es extensa. Una exposición que quiere convertirse en un exitoso evento, y un verdadero acontecimiento o una iniciativa de especial importancia necesita utilizar una serie de técnicas de promoción y publicidad para atraer al público.

El artista plástico tiene  que ir reestructurando  su función en un panorama  del arte que  se dirige hacia las industrias  culturales  y el artista como gestor cultural. Para el próximo artículo tratare de  ofrecerles  algunas estrategias sencillas y básicas para ir ampliando este horizonte y  que quizás puedan ayudarle a despertar curiosidad o atraer a públicos diversos para su próxima exposición. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario