martes, 18 de marzo de 2014

El “Fuck Martorrell” de Rafael Vargas Bernard en la plástica puertorriqueña

Por Edwin Velázquez Collazo,
  
“Con las vacas sagradas pueden hacerse las mejores hamburguesas”
Abbie Hoffman

El panorama plástico puertorriqueño se ha cuestionado la acción artística “Fuck Martorell” de Rafael Vargas Bernard  y se han levantado actos de reflexión en nuestra comunidad cultural para comentar o criticar la misma. Muchos quizás han visto el acto como uno personal contra Antonio Martorell, uno de nuestros artistas consagrados o ”vaca sagrada”,  lo cual hubiera invalidado esta acción artística, pero, la misma va más allá por el propio simbolismo que representa el nombre MARTORELL en el sistema del arte puertorriqueño.


En  la entrevista de NotiCEl: “Según aseguró el joven artista, su trabajo nunca tuvo la intención de un ataque personalista. No obstante, Vargas Bernard dijo que escogió de forma simbólica a Martorell para su lema porque, siendo uno de los artistas más reconocidos en el país, sabía que llamaría la atención. “Vargas Bernard dijo que escogió de forma simbólica a Martorell para su lema porque, siendo uno de los artistas más reconocidos en el país, sabía que llamaría la atención.”  Una  afirmación que valida su acción artística.

El artista Rafael Vargas Bernard NO ha cuestionado la calidad artística del maestro Antonio Martorell, ni su valor como icono de la plástica puertorriqueña, si no, que ha ejecutado como “Hacker Cultural” una acción artística de protesta sobre el pensar de muchos jóvenes de la nueva generación de artistas plásticos con relación al simbolismo relacionado con MARTORELL dentro de un  sistema del arte puertorriqueño que oscila entre el esnobismo, la moda intelectual y el cinismo.


Desde el concepto de la cultura visual postmoderna y  las nuevas teorías semióticas que sugieren que las imágenes pueden leerse como texto el símbolo MARTORELL  usado en “Fuck Martorell” tiene  un significado propio con rasgos asociados  al sistema de la cultura puertorriqueña. Un símbolo que representa algo más que el mismo y como símbolo de identidad esta sujeto a continuos cambios en relación a otros dentro de un contexto, ya sea social o plástico. Por ejemplo,  el símbolo FORTUÑO hace cuatro años atrás no tenía el mismo  significado, que tiene negativo dentro del contexto de la sociedad puertorriqueña actual.


Para los  nuevos creadores culturales el símbolo MARTORELL  actualmente tiene un significado de gran celebridad que ha acaparado la atención del periodismo cultural,  museos, universidades y galerías dirigidas por la nueva burguesía puertorriqueña. Un símbolo con un significado,  “vaca sagrada”, “payaso del arte” o “Jeff Koons Criollo”,  venerado y aplaudido por un sistema  social del arte dominado por la fama, la imagen y el dinero.


media: Cut up hardcover book. Copyright 2003 Robert The


Desde un análisis cultural Rafael Vargas Bernard mediante un acto de apropiciación utiliza “Fuck Martorell”  y todos sus significados en una especie de “Imagen Trampa”  {odiada, respetada y envidiada) por la  doble cara de la sociedad cultural puertorriqueña. A través de esta  foto sencilla de  lecturas múltiples,  sin lo juegos de manipulación fotográfica que distorsionan  mensajes tan de boga hoy día, el artista ha sacudido nuestros sueños virtuales para despertarnos en nuestra realidad del arte puertorriqueño. Nos hace reflexionar sobre:  mediocridad de las instituciones universitarias de arte,  los juegos de poderes y corrupción de nuestras instituciones culturales, fracasos de proyectos culturales (arte publico, distrito de las artes), nuestro inexistente mercado del arte puertorriqueño (lleno de oportunistas y obras falsificadas),  lucha de los nuevos artistas por ser los próximos “Idol Puerto Rico de la Cultura” y  la falta de un interés genuino por los artistas plásticos  para cambiar el sistema de arte en Puerto Rico . En fin nos recuerda la crisis y declive del panorama contemporáneo del arte puertorriqueño.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario